La importancia del autoexamen de mama

¿Qué es el autoexamen de las mamas?

El autoexamen de las mamas es un procedimiento realizado por la mujer para examinarse física y visualmente y detectar cualquier cambio en sus mamas o axilas. No se ha demostrado que el examen por sí solo pueda determinar con precisión la presencia de cáncer de mama. Por lo tanto, la auto evaluación no se debe utilizar para reemplazar, sino para complementar, el examen clínico de las mamas, realizado por un profesional de la salud y la mamografía.

El cáncer mamario es uno de los tumores malignos más frecuentes y agresivos.  Detectado y tratado oportunamente puede ser curable en su totalidad.

¿Cuando se debe hacer el autoexamen de las mamas?

Al hacerse regularmente el auto-examen, se puede establecer cómo son normalmente y estar mejor preparada para detectar cualquier cambio. Las mujeres deberían hacerse este autoexamen a partir de los 20 años y durante toda su vida; aún si están embarazadas o después de la menopausia. Al hacerse regularmente el auto-examen, se puede establecer cómo son normalmente y estar mejor preparada para detectar cualquier cambio. Las mujeres deberían hacerse este autoexamen a partir de los 20 años y durante toda su vida; aún si están embarazadas o después de la menopausia.

La autoevaluación debe hacerse cada mes. Familiarícese con el aspecto y tacto normal de sus mamas para notar cualquier cambio.

  • Si todavía menstrúa, el mejor momento para hacerse el examen, es varios días o alrededor de una semana, después de que el periodo termine. Estos son días en que es menos probable que sus mamas estén adoloridas o inflamadas.
  • Si ya no está menstruando, elija un día, por ejemplo el primer día de cada mes, para recordar hacerse la auto evaluación de las mamas.
  • Si está tomando hormonas, hable con su médico para saber cuándo debe hacerse el examen y sus controles médicos.

Cambios a tener en cuenta:
Consulte con su médico si encuentra cualquier cambio en sus mamas que le cause preocupación. Entre los cambios que pueden tener se encuentran:

  • Aparición de un bulto
  • Secreción que no sea leche materna
  • Inflamación de la mama
  • Irritación o formación de hoyuelos en la piel
  • Anormalidades en el pezón (como dolor, enrojecimiento, descamación o hundimiento)

Autoexamen de las mamas

Recommended Posts